Cabos elásticos y tomadores de velas

Los cabos elásticos y tomadores de vela son especialmente utilizados para aparejar la vela. Llamado a menudo jarcia de labor, que significa en otras palabras sujetar los palos y las velas por medio de cabos para poder maniobrar con estas. Las elecciones de un buen cabo actualmente se han complicado debido a las fibras con las que se realiza, pues al no escoger el material adecuado, el amarre es un completo desastre. Los cabos van de acuerdo a su espesor, debes tener en cuenta el que más se adhiere a tus necesidades.

Tipos de cabos elásticos y tomadores de velas específicos

Dentro de la jarcia de labor empleamos los cabos especiales para el aparejo y manejo y de las veas. Dependiendo de su función a bordo la jarcia se divide en dos:

  1. Jarcia Firme: Conjunto de cabos que trabajan siempre en la misma posición, su función primordial es mantener el palo de un velero en su posición. Entre ellas tenemos:
  • Obenques: Evitan que el palo se caiga hacia los costados, por otro lado sujetan el palo en dirección babor – estribor.
  • Estay de proa: Se utilizan para el izado de las velas de proa, sujetan el palo en dirección proa – popa y evita la caída del palo hacia popa.
  • ​Estay de popa: Sujeta el palo en dirección proa – popa evitando la caída del palo hacia proa.
  1. Jarcia de Labor: Conjunto de cabos que se usan para orientar las velas en función del viento y del rumbo al que naveguemos. Los cabos que encontramos en esta sección son:
  • Drizas: Se usan para izar las velas
  • Escotas: Se utilizan para cazar y orientar las velas.
  • Braza: Sirve para orientar el tangón.
  • Amantillo: Sirven para elevar los tangones y las botavaras.
  • Contra: Sirven para tirar hacia abajo de tangones y botavaras evitando que se realcen.
  • Pajarin: Se utilizan para cazar o largar el pujamen de la vela mayor.
  • Rizos: Se utilizan para tomar reducción en la superficie velica.

Evaluación de los cabos elásticos y tomadores de velas

Fijarnos de todos estos aspectos antes de optar por un cabo:

  1. Revisar los cables y las terminales, para ver si hay puntos de oxidación.
  2. Buscar posibles fisuras en las terminales prensadas.
  3. Observar que no haya ningún hilo de cable cortado. Esto nos estaría indicando que tiene corriente galvánica o ha recibido un golpe y está debilitado.
  4. Comprobar el reglaje del mástil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s